'Atrapados' (Trapped)'. Estreno de la T2 en Movistar Seriesmanía

Movistar+ Seriesmanía estrena en exclusiva el 27 de diciembre la 2ª temporada de Atrapados, la serie islandesa dirigida por Baltasar Kormákur (Everest, 101 Reikiavik) que después de su presentación en el Festival de Toronto ha triunfado en Europa logrando audiencias millonarias en Francia (France2) y en Reino Unido (BBC Four). VER PASES | #CompletaEnVOD

Atrapados (Ófærð): el asesinato que vino del frío (eldiario.es)

Atrapados tiñe Islandia de "noir" (El País)

Diálogos sobrios, silencios y fe en la justicia: Una de las series del año (El País)

El nuevo éxito del nordic noir surgió de Islandia (El País)

SOBRE LA SERIE 'ATRAPADOS'

Esta temporada conocemos el lado de “la vieja Islandia”, como dicen sus creadores. La de los habitantes que todavía creen en sus propias mitologías nórdicas, la de los pastores y granjeros, gente que se ha forjado en los pueblos y no conecta con el progreso de las ciudades.

Enfrascado en su trabajo habitual como inspector jefe de la policía de Reikiavik, y aún tratando de superar su divorcio, Andri Ólaffson recibe el encargo de un controvertido caso que le lleva hasta el entorno rural de Islandia. Todo empieza cuando un hombre toma como rehén a la ministra de industria y economía y se prende fuego junto a ella a las puertas del parlamento. La investigación del impactante incidente lleva a Andri hasta un remoto valle al norte de Islandia. Frente a la postal idílica que presenta el impresionante paisaje, la realidad es más bien amarga. Los planes para la expansión de una central geotérmica en la zona han provocado un grave descontento general entre los granjeros locales, cada vez más enfadados con las medidas que toman desde el gobierno en favor de los intereses empresariales. Además, el discurso de un grupo de extrema derecha denominado “El martillo de Thor” va calando entre los granjeros. La tensión va en aumento, propiciando el clima perfecto para que suceda lo peor. El punto de no retorno llega cuando uno de los capataces de la planta aparece brutalmente asesinado.

Atrapados fue el thriller islandés más visto de 2017 a nivel internacional: seguida por el 86% de los espectadores islandeses. Más de 1.2 millones de espectadores en BBC Four en Reino Unido y más de 5.7 millones para los dos primeros episodios en Francia.

El actor Ólafur Darri Ólafsson (‘Animales Fantásticos: Los crímenes de Grindelwald’) repite como el inspector jefe de la policía Andri. De hecho, esta es la serie que ha lanzado la carrera internacional del actor.

Los 10 episodios nuevos vuelven a estar dirigidos por el cineasta islandés Baltasar Kormákur (‘Everest’, ‘Contraband’, ’101 Reikiavik’). El paisaje de Islandia vuelve a ser un personaje más. Esta vez la acción se traslada a un entorno montañoso y rural, provocando un respiro del claustrofóbico clima helado de la primera temporada. Los personajes esta vez están atrapados psicológicamente, entre la tradición y la modernidad, entre lo viejo y lo nuevo, entre la tecnología y la naturaleza.

¿POR QUÉ VER 'ATRAPADOS'?

Una buena historia es una buena historia. En 'Atrapados', se mezclan asesinatos, el tráfico de personas, la corrupción policial y los malos tratos en un remoto pueblo islandés. Aunque en el fondo, lo que el espectador quiere ver es el drama humano: qué les pasa a los personajes.

Por su atmósfera claustrofóbica. Hay algo poético y amenazador en este paisaje tan hermoso como traicionero. La serie participa tanto del thriller como del relato de terror. De hecho, nos hace recordar a 'La cosa' o 'Alien', películas cuyos personajes también están encerrados por circunstancias propias del lugar, literalmente atrapados frente al peligro, no solo enfrentándose a un asesino, sino a la misma la naturaleza, más peligrosa e impredecible. Además, aquí, la más moderna tecnología acaba sirviendo de poco: con el bloqueo de los transportes (tanto de entrada como de salida), constantes cortes de electricidad o de las líneas telefónicas.

Esta atmósfera se logra también por un cuidado tratamiento visual que comienza con la cabecera donde las imágenes de paisajes helados y las de piel humana se confunden de forma inquietante.

El comportamiento de los personajes sigue también las pautas de un lugar pequeño y aislado. Los diálogos son breves, a veces con respuestas monosilábicas, una simple mirada o arqueando las cejas (que es como se comunican habitualmente Andri y su ayudante Hinrika). Y es que cuando ves cada día varias veces al mismo grupo reducido de personas, hablar se convierte en un acto superfluo.

Porque es exótica. Pocas ficciones islandesas han traspasado fronteras. Y ésta lo hace por méritos propios. La belleza que exhibe esta serie es distinta a la escandinava: más grandiosa, con valles glaciales que parecen excavados por gigantes, fiordos de hielo. Una belleza tan intensa como claustrofóbica, una tierra de volcanes viva y peligrosa, en la que la situación económica añade un telón de fondo inquietante y volátil al espacio natural. Nórdica y claramente distinta.

Porque es un éxito internacional. Logró capturar a cinco millones de seguidores en su estreno francés en France2, después de que su presentación del pasado otoño en el Festival de Toronto ya concitara una atención unánime. En Reino Unido, el pase del último episodio en BBC Four, reunió a más de un millón de espectadores.

Por los nombres. A destacar, el actor protagonista, Ólafur Darri Ólafson, que lleva el peso de la trama y logra una interpretación memorable. Un verdadero "oso" que en Reino Unido pasó a ser considerado todo un sex symbol con la emisión de esta serie. Y, por supuesto, el creador y director de la serie, Baltasar Kormákur.

Confiesa que te gusta