M

Edad: 24. Profesión: Diseñadora de moda, de fragancias, de interiores, y de alfombrillas de lujo de coches.. Razón para acudir a terapia: La vida sexual con su marido es altamente insatisfactoria y necesita ayuda para reconducirla.

 

M

M

Datos biográficos: Nacida María del Mar Mejías se crió en Valladolid en una familia de clase media. Desde pequeña mostró un carácter muy creativo y aptitudes artísticas para el dibujo y el diseño. Estudió en la Escuela de Artes y Técnicas de Moda de Barcelona, y poco después consiguió una beca para entrar en el programa de diseño de moda de la Central Saint Martins.

María del Mar se graduó como la número uno de su promoción y pasó a trabajar en Milán para el grupo Versace. Fue allí donde conoció a Giacomo Füstenberg, Gigi, que trabajaba en el departamento de marketing de la empresa. María del Mar se encontraba un poco perdida entre tantos diseñadores brillantes, pero Gigi supo ver el verdadero potencial de la diseñadora española. Los dos comenzaron una amistad y Gigi prometió ayudarle con su carrera. María del Mar se enamoró perdidamente de Gigi, pero dio siempre por supuesto que era homosexual, aunque él jamás hablaba de ningún interés romántico, hombre o mujer.

Gigi convenció a María del Mar de que se cambiara el nombre a M. Y unos meses más tarde juntaron sus ahorros y lanzaron una línea de ropa diseñada por M en España, mientras Gigi se encargaba de todos los aspectos de marketing. De la noche a la mañana, M se ha convertido en una sensación del diseño en España y pronto lo será en el resto del mundo. Para mayor felicidad, después del lanzamiento, Gigi le declaró su amor a M. La diseñadora,sorprendida pero feliz, le dijo que sentía lo mismo por él. Tan solo había un pequeño problema: Gigi, de madre italiana y padre austriaco, le había prometido a su madre en su lecho de muerte que llegaría virgen al matrimonio, por lo que no podían acostarse antes de haberse casado. M, muy comprensiva, le dijo que esperarían a estar casados antes de mantener relaciones.

Para ayudar con el crecimiento de la empresa, Gigi trajo a Carlo, su mejor amigo de la infancia y contable para trabajar con ellos. Como al principio Carlo no conocía a nadie en Madrid, se fue a vivir con Gigi (por supuesto, él y M mantenían residencias separadas) y desde ese día Gigi, Carlo y M iban a todas partes juntos. O a casi todas partes. Porque poco a poco Gigi y Carlo parecían pasar más y más tiempo juntos, dejando a M de lado. Aunque ella tampoco tenía tiempo para percatarse mucho de eso, consumida como estaba todo el día con el diseño de más y más líneas de moda de mujer, de hombre, de perfumes, y de molduras de pared.

Hace cosa de dos meses, M y Gigi celebraron su boda en Amalfi con más de trescientos invitados. Pero el momento de consumar el matrimonio no llegó hasta cuatro días después cuando ya estaban de luna de miel en Kyoto.“Decepcionada” no es quizás la palabra que M utilizaría para describir cómo se sintió después de acostarse por primera vez con su marido. Sin embargo, “satisfecha” tampoco sería la palabra correcta. Desde entonces la situación sexual de la pareja no parece haber mejorado, por lo que M decide buscar ayuda profesional.

 

Confiesa que te gusta

M

Natalia de Molina
Natalia de Molina
Natalia de Molina
Natalia de Molina