Yelena Yecoshenco

Edad: 35. Profesión: Ingeniera Informática / Empleada del hogar. Relación con Rebeca: Criada interna.

 

Yelena Yecoshenco

Yelena Yecoshenco

Datos biográficos: Yelena es la criada interna de Rebeca y Federico desde hace tres años. Uno de los contactos de negocios secundarios de Federico se la “consiguió” con un contrato de trabajo inmejorable (para ellos). Dicho contacto está involucrado en el tráfico de personas, aunque eso es algo que Federico y Rebeca desconocen. Incluso a ellos les parece mal eso. Claro que si lo supieran, Rebeca no pararía de recordarle a Yelena la suerte que tiene de haber acabado bajo su tejado, en vez de en un “club” de carretera de mala muerte. Y le contaría las historias macabras que ha oído por ahí de lo que les pasa a sus compatriotas traficadas. Un horror.

Yelena nació en Kherson, una ciudad de algo más de cuarto de millón de habitantes en el sureste de Ucrania, en el distrito de Chernobayivka. No importa que Yelena le haya explicado a Rebeca miles de veces que Chernobayivka nada tiene que ver con Chernobyl, y que están a setecientos kilómetros de distancia. La rara vez que Rebeca hace alguna referencia a la infancia de Yelena, siempre menciona lo difícil que debió ser para su familia dejar sus pertenencias y salir corriendo cuando ella tenía solo seis años después del accidente. Un horror.

Yelena vivió a lo largo de su infancia y juventud toda la agitación y los cambios de la caída de la Unión Soviética y la posterior transformación de Ucrania en una democracia. Estudió en la universidad estatal de Kherson Ingeniería Informática, una carrera prometedora ya que en su país cada vez había más empleo en ese campo. Durante varios años estuvo ejerciendo en una compañía, pero la crisis financiera en el 2008 fue la causa de que se cerrara su empresa junto con muchas otras y eso la llevó a buscar otras salidas fuera de Ucrania. Finalmente la reclutarían los socios del conocido de Federico, que la prometieron un lucrativo trabajo en España para una empresa de servicios informáticos. Esto resultó ser mentira y la engañaron y la metieron a trabajar de criada interna, prometiéndole que era solo una temporada, hasta que pudieran procesar sus papeles.

Con el tiempo Yelena, que no hablaba español, ha ido aprendiendo el idioma y ahora se está empezando a defender, tanto en su comunicación como en reclamar sus derechos de trabajadora. Esto, por supuesto no es algo que le guste nada a Rebeca, ella la prefería cuando no tenía vocabulario para quejarse o para decir que no. Aún así, Federico le ha dejado claro a Rebeca que en este momento no están los tiempos para andarse poniendo caprichosa respecto al servicio. Serían incapaces de conseguir una interna en estos momentos por el sueldo que le pagan a Yelena. Su capricho de tener una interna Filipina va a tener que esperar.

 

Confiesa que te gusta

Yelena Yecoshenco

Meritxell Huertas
Meritxell Huertas
Meritxell Huertas
Meritxell Huertas
Meritxell Huertas