'Poldark' llega a su final. Dos corazones. Un latido

Movistar Seriesmanía estrena en exclusiva la última temporada de Poldark, el drama romántico de época basado en las novelas de Winston Graham que se ha convertido en todo un fenómeno en Reino Unido al igual que su adaptación televisiva en los 70.

PASES | ►Disponible Bajo Demanda | Poldark: 40 años después

Cuatro buenas razones para engancharse a Poldark (La Vanguardia)

Tres razones por las que Poldark es todo un fenómeno fan (Fuera de series)

UN FUTURO ESPERANZADOR

El nuevo siglo se acerca y, con él, la promesa de un futuro esperanzador, pero la sombra del pasado todavía se extiende sobre los habitantes de Cornualles. Aún lamentando la muerte de Elizabeth, Ross decide renunciar a su puesto en Westminster para pasar más tiempo con aquellos que quiere. Sin embargo, la reaparición de un viejo amigo en la vida de Poldark le hace plantearse si debe desafiar al sistema una última vez. Mientras los Enys se apresuran a unirse a la causa y la poderosa influencia de George Warleggan sigue corrompiendo cada rincón del Imperio, Demelza debe enfrentarse a los peligros que acechan en su hogar.

La nueva temporada adapta los hechos ocurridos en el lapso de diez años que separa la séptima de la octava novela (El extraño que vino del mar).

Poldark está protagonizada por Aidan Turner (El Hobbit, Being Human) en el papel del atractivo Ross Poldark, protagonista absoluto de la serie. Completan el reparto Eleanor Tomlinson (Jack el caza gigantes, The White Queen) como Demelza, Heida Reed (Silent Witness) en el papel de Elizabeth, y Kyle Soller (Anna Karenina, Corazones de acero) como Francis, el primo rico de Poldark. Se incorporan a la historia los personajes William Wilberforce, político y abolicionista inglés que lideró una campaña contra la esclavitud, y el primer ministro William Pitt. La nueva temporada adapta los hechos de la sexta y la séptima novela de la saga escrita por Winston Graham, Los cuatro cisnes y Marea brava.

Poldark se vuelve a quitar la camisa (El País)

SOBRE LA SERIE

Siglo XVIII. Ross Poldark vuelve a Cornualles tras luchar tres años como oficial británico contra los rebeldes en la Guerra de Independencia Americana. Pero al llegar descubre que, creyéndolo muerto, su prometida Elizabeth se ha comprometido con su primo rico, Francis. Además, su padre ha fallecido, la casa familiar es una ruina y las minas de estaño están totalmente abandonadas. Con el corazón roto, Poldark se pone a trabajar duro para recuperar la finca, pese a que muchos, incluida su familia, le instan a abandonar la región. Mientras se granjea nuevos enemigos al intentar conseguir el control de las minas y ayudar a los maltratados lugareños, Poldark entabla una relación especial con Demelza, una joven a la que rescata de su violento padre para convertirla en su ayudante de cocina.

La cuarta temporada se desarrolla en el año 1796. George Warleggan goza de una posición de poder cada vez más fuerte en Cornualles y las consecuencias se hacen más que evidentes en el primer episodio de la temporada. Ross sabe que debe salir de su zona de confort si quiere defender a su gente de la influencia de Warleggan y conseguir un verdadero cambio. Así que lo ocurrido le hace embarcarse en un viaje político que lo lleva hasta Londres y que podría poner en riesgo todo aquello que para él es sagrado. Además, la sombra de la aventura de Demelza con el teniente Hugh Armitage todavía afecta a su matrimonio y sus viajes a Londres no ponen las cosas fáciles. Demelza, por su parte, busca respuestas mientras se hace cargo de la seguridad de Nampara en ausencia de Ross. Mientras tanto, Morwenna sigue sufriendo la opresión de su marido, el reverendo Ossie Whitworth, y los Enyses se enfrentan a una de las mayores complicaciones de su vida.

Confiesa que te gusta