Bocado a la final

El Sevilla se comió al Celta. Rami abrió el marcador al borde del descanso y Gameiro dejó tocado al equipo de Vigo con un doblete en cuatro minutos. Cerró Krohn Delhi un resultado que pone a los andaluces con un pie en la final.